Apuntes Cuarto

Tema 14

¿Por qué el franquismo no sobrevivió a Franco?

¿Cuál era la situación política del país a la muerte de Franco? ¿Qué división se consolidó dentro del personal político franquista? ¿Qué dejo de entrever el nuevo rey en su toma de posesión?

Tras la muerte de Franco 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos I juró su cargo como rey de España y en su mensaje dejó de entrever su voluntad de promover el cambio político, es decir, quería establecer una democracia. Reafirmó en su cargo de presidente del gobierno a Arias Navarro, que se mostró incapaz de llevar a cabo cualquier reforma realmente demócrata. La división dentro del franquismo en inmovilistas y aperturistas se convirtió en una verdadera pugna por el poder. Los inmovilistas reafirmaron la necesidad de mantener intocables os principios y las instituciones del franquismo, denunciaron como traición cualquier intento de reforma y se mostraros dispuestos a defender violentamente el franquismo, mientras que los aperturistas se sentían fortalecidos por el discurso del nuevo rey y presionados por la movilización popular a favor del cambio.

¿Por qué el franquismo no sobrevivió a Franco?

La crisis mundial de 1973 llegó a España algo más tarde provocando una profunda recesión económica en la que se produjo un alza continua de los precios (inflación), un importante crecimiento del paro, un retroceso del turismo y una disminución de las inversiones extranjeras, además, la subida de los precios y el paro afectaron directamente al poder adquisitivo de las clases populares y medias, todo esto provocó protestas obreras, huelgas y manifestaciones. Para presionar en la calle a favor de la democratización del régimen los partidos de la oposición se coordinaron en plataformas unitarias (Junta Democrática y Plataforma Democrática). España no entró de primeras en la CEE ni formaba parte de la alianza militar occidental por poseer una dictadura. La caída en 1974 del régimen militar griego, y el fin de la dictadura portuguesa gracias a la Revolución de los Claveles que hizo que se instauraran gobiernos democráticos en estos países, fue muy celebrado por los españoles ya que lo veían como un modelo para España. Tras la muerte de Franco, el desprestigio internacional del franquismo era evidente, y tanto los países europeos como EEUU veían con buenos ojos una solución parecida a la de Portugal para acabar con la dictadura e implantar un régimen democrático en España.

La transición a la democracia (1975-1977)

El desmantelamiento del franquismo

Ante la presión popular, el rey forzó la dimisión de Arias Navarro y, en julio de 1976, nombró presidente de gobierno a Adolfo Suárez, un antiguo falangista que había optado por el aperturismo. Este se mostró decidido a iniciar el camino legal para el desmantelamiento del franquismo de forma pactada y la construcción de un sistema democrático a través de la anulación de la resistencia de los inmovilistas y la atracción hacia el nuevo proyecto a la mayoría de las fuerzas de la oposición. Suárez buscó el apoyo de la oposición, que acabó aceptando una ruptura pactada, es decir, un compromiso entre todas las fuerzas políticas partidarias de instaurar la democracia en España, ya fueran procedentes del franquismo o de la oposición.

En 1976, las Cortes franquistas aprobaron la Ley de Reforma Política, que proponía la creación de un Congreso de Diputados y un Senado elegidos por sufragio universal. Esta ley fue aprobada por los españoles en referéndum por el 94% de los votantes. La oposición propugnó la abstención, que alcanzó el 22,6% del electorado. En 1977 se legalizaron los partidos políticos (incluido el Partido Comunista) y los sindicatos y se concedió un indulto a los presos por delitos políticos. Numerosos dirigentes de los partidos hasta entonces ilegales retornaron a España desde el exilio.

Las primeras elecciones democráticas

El 15 de junio de 1977 se celebraron en España las primeras elecciones democráticas desde hacía más de cuarenta años, con una elevada participación. Los resultados dieron la mayoría, aunque no absoluta, a Unión de Centro Democrático (UCD), el partido creado y liderado por Adolfo Suárez, que había dirigido el proceso de transición. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), encabezado por Felipe González, se consolidó como el principal partido de la oposición. A una mayor distancia electoral se situaron el Partido Comunista de España (PCE), liderado por Santiago Carrillo, y Alianza Popular (AP), presidido por Manuel Fraga Iribarne. En el País Vasco y en Cataluña, los partidos nacionalistas se configuraron como fuerzas políticas importantes.

Con el consenso de las principales formaciones políticas, la UCD formó el primer gobierno democrático y Adolfo Suárez fue investido presidente. Las nuevas Cortes decidieron iniciar un proceso constituyente y crearon una comisión integrada por representantes de todos los partidos políticos para elaborar una Constitución democrática.

Los gobiernos de la UCD (1977-1982)

Medidas:

Se nombró una ponencia o comisión para redactar a Constitución de 1978. Estimular la recuperación económica a través de una serie de acuerdos llamados Pactos de la Moncloa. Reforma fiscal progresiva para incrementar los ingresos del Estado y afrontar así los enormes gastos sociales. Decretar una amplía amnistía para los presos políticos.

Causas que dan lugar a la dimisión de Adolfo Suárez:

Aumento del malestar social con una proliferación de huelgas y manifestaciones. Divisiones internas dentro de la UCD que cuestionan el liderazgo de Suárez, acompañas por una moción de censura del PSOE al gobierno que no prosperó. Auge del terrorismo, sobre todo de ETA. El gobierno convoco nuevas elecciones para 1982.

¿Qué nuevo Estado surgió de la Constitución de 1978?

La Constitución de 1978 definió el Estado español como un Estado social y democrático, organizado como una monarquía parlamentaria, donde la Corona tiene funciones representativas y el Ejército queda sometido al poder civil, además se declara que la soberanía reside en el pueblo que ejerce esta soberanía a través del voto nombrando a los representantes y recoge la división de poderes en el que el poder legislativo es ejercido por unas Cortes bicamerales (Congreso y Senado), el gobierno ostenta el ejecutivo y el judicial está en manos de los tribunales. La Constitución garantiza la igualdad de los españoles ante la ley a través de una amplía declaración de derechos y deberes fundamentales: Se establece el derecho a la libre formación de partidos políticos, el derecho a la huelga y a la libre sindicación. Ampara los derechos civiles como la libertad de expresión, de reunión y asociación, la libertad de culto y el derecho a la vida. Establece derechos sociales como el derecho a la educación, al trabajo y a las prestaciones de la Seguridad Social. Fija los deberes ciudadanos, como la defensa del Estado, el sostenimiento de los gastos públicos y el deber de trabajar. Asimismo, fija el carácter no confesional del Estado y la libertad religiosa. Suprime la pena de muerte. El reconocimiento constitucional de la existencia de nacionalidades y regiones con derecho a formar su propio autogobierno comportó la organización descentralizada del sistema político español. En Cataluña, el País Vasco y Galicia, la fuerte reivindicación autonómica supuso el inicio de un proceso preautonómico anterior a la aprobación de la Constitución. Según la Constitución, cada Comunidad y Ciudad Autónoma se rige por su propio Estatuto de Autonomía, que fija las instituciones de autogobierno y las competencias que le corresponden. Los distintos Estatutos fueron aprobados, entre los años 1979 y 1983, a excepción de los de Ceuta y Melilla, que lo fueron en 1995.

Los gobiernos de la democracia.

Partido Socialista

1982-1996 → PSOE, Felipe González. Gobernaron durante 4 legislaturas

Concretaron un programa de reformas cuya prioridad era la recuperación de la economía, la extensión de los servicios sociales y el ingreso de España en la CEE. En los primeros años predominó la lucha contra la inflación y una profunda reestructuración industrial. Se incrementaron los servicios públicos y las prestaciones sociales, y se dio un gran impulso a las obras públicas (AVE, plan de autovías) En política interior, se aprobó una nueva ley de enseñanza, que ampliaba la obligatoriedad hasta los 16 años, se realizó una profunda reforma del ejército y se inició una política antiterrorista, sobre todo contra ETA. En los últimos años hubo un empeoramiento económico, escándalos políticos como el de los GAL (grupo armado destinado a combatir a ETA al margen de la ley) y casos de corrupción, todo esto hizo que el gobierno se debilitase y dio lugar a elecciones anticipadas.

1996-2004 → Jose María Aznar. Gobernaron durante dos legislaturas

En la primera legislatura todos los esfuerzos estaban orientados a la reducción del déficit del Estado, mediante una política de privatización de empresas públicas, y a la disminución del paro. Se produce una mejora de la situación económica permitiendo a España la entrada en el euro en el año 2002. En la segunda legislatura el terrorismo etarra se fue reduciendo, hasta el fin de la actividad de la banda armada. Se reformaron leyes relacionadas con la enseñanza, el mundo laboral, la llegada de inmigrantes y la lucha antiterrorista. En la política exterior se propició el acercamiento a Estados Unidos, que comportó el apoyo a la intervención militar en Irak, lo que provocó una gran oleada de movilizaciones en contra de la decisión del gobierno. El 11 de marzo de 2004, conocido como el 11M, el radicalismo islámico produjo un terrible atentado en los trenes de cercanías de Renfe en Madrid, lo que provocó numerosas muertes y heridos. Tres días después el PSOE ganaba las elecciones.

Retorno del PSOE.

2004- 2011 → José Luis Rodríguez Zapatero. Gobernaron durante dos legislaturas

En la primera legislatura se llevaron a cabo numerosas reformas, Zapatero, tras asumir el gobierno, ordenó la retirada de tropas de Irak, impulsó una serie de normas legales de carácter social como: la igualdad entre hombres y mujeres, matrimonio entre personas del mismo sexo, la ampliación de las ayudas a personas dependientes etc… además se inició un proceso de revisión de varios estatutos de autonomía. La segunda legislatura se vio afectada por la crisis económica mundial, que provocó en España un gran incremento del paro, un estancamiento de la producción industrial y de la construcción, una crisis generalizada del sector financiero y un gran aumento de la deuda pública. En este contexto de crisis, ETA anunció un alto al fuego permanente, lo que abría un camino esperanzador para el fin de la violencia en España.

20011- 2015 → Mariano Rajoy. Una legislatura

La legislatura estuvo marcada por la lucha contra la crisis, la disminución del paro, la reforma laboral y por un esfuerzo de reducción de la deuda exterior y del déficit público. Se pactó con la UE los reajustes presupuestarios que había que aplicar como condición para la renegociación de la deuda externa, como resultado, hubo una reducción de las partidas dedicadas a gasto social (dependencia, sanidad, educación) y una restricción de los derechos de los trabajadores. Todo ello, junto con diversos escándalos de corrupción política, provocó una fuerte contestación social representada por los “indignados del 15M” y por otros nuevos movimientos políticos y sociales.